Podría extenderse el paro de colectivos

“Si a mí no me dan soluciones, esto se va a poner cada vez más grave. Porque quiero que nos sentemos con los responsables y que nos den soluciones. El pésame no sirve para los trabajadores de la UTA”, enfatizó Roberto Fernández.

Asimismo, señaló en declaraciones radiales: “Esta guerra recién empieza porque no vamos a permitir que nos maten”.  Aseguró que en su sector están “muy preocupados porque esto es responsabilidad de los gobernantes”.

Detienen a un joven acusado de asesinar al aprendiz de chofer

Durante el allanamiento en el que lo detuvieron, cerca del lugar del hecho, los investigadores le secuetraron al sospechoso un revólver que podría ser el arma homicida

Paro total de Colectivos

LINEA 56El servicio de transporte de pasajeros en la provincia de Buenos Aires quedará paralizado este mediodía en demanda de mayores medidas de seguridad.Convocado por la UTA , tras el crimen de un chofer practicante de la línea 56 en medio de un asalto.

Roberto Fernánde titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), remarcó que “desde las12 habrá un paro total del autransporte en la provincia, que se extenderá hasta la medianoche”.
Fernández enfatizó que “los gobernantes de la provincia sólo se dedican a postularse para la Presidencia y se desentienden de la seguridad de los trabajadores”. Detalló que “el problema de la seguridad en el conurbano ha desbordado totalmente a la Policía y a la Gendarmería, que hacen todo lo está a su alcance pero no se ha podido lograr la contención del delito”.El sindicalista se quejó por la “falta de respuesta a las innumerables denuncias realizadas por la UTA para reclamar  mayores medidas de seguridad” para los colectiveros en la provincia de Buenos Aires.
,no soportamos más la inseguridad con que nos tenemos que desempeñar a diario” argumentó,

LINEAS 500 y 148: LOS PELIGROS DE UN “DOBLE MONOPOLIO”

La 148 (“El Halcón”) y la 500 son las dos principales líneas de colectivos que funcionan en Florencio Varela. La 148 porque diariamente transporta miles de varelenses que viajan a la Capital Federal y otros municipios del GBA. La 500 porque concentra el 70% de las líneas o ramales comunales que abastecen a la gran mayoría de nuestros barrios.

                        La prevalencia de la Línea 148 sobre las demás empresas que prestan servicios hacia la Ciudad de Buenos Aires es notoria, y la posición dominante de la Línea 500 en el transporte público dentro de nuestro distrito es más que evidente.

                        La situación de cuasi MONOPOLIO que la Línea 500 siempre ha detentado ha sido la causa madre de todas las falencias y de todos los abusos, que se fueron acumulando hasta provocar su colapso y el cese total de los servicios durante más de 10 días en el pasado mes de noviembre.

                        Suele pasar con la prestación de un servicio público en condiciones monopólicas que los empresarios se acostumbran a incumplir las obligaciones que les imponen los pliegos y contratos de concesión, o las modifican según su conveniencia.  Y los funcionarios que deberían controlar su cumplimiento se habitúan a miran para otro lado.

                        Así pasó con la 500. Con el correr de los años sus micros envejecieron y no fueron renovados, dejaron de respetar los horarios y las frecuencias, los pasajeros tuvieron que resignarse a viajar cada vez en peores condiciones y la  calidad del servicio se deterioró por completo.

                        El Intendente y sus funcionarios omitieron ejercer su deber de control aún cuando se les reclamó que actuaran. Con su actitud pasiva permitieron que la empresa actuara a su antojo, y por esa razón les cabe una gran cuota de responsabilidad en el desastroso resultado final.

                        Reaccionaron tarde y mal. Tarde porque recién tomaron conciencia del descalabro de la Línea 500 cuando se produjo el paro total de los servicios y decenas de miles de vecinos se quedaron de a pié. Y mal porque terminaron otorgándole la concesión de todos los recorridos a una sola empresa -que primero fue MICRO OMNIBUS QUILMES S.A. (MOQSA) y días más tarde una ignota TRANSPORTES SAN JUAN S.A.- sin llamar a licitación pública ni requerir la indispensable autorización previa del Concejo Deliberante, y mediante una adjudicación directa que contradice todas las normas vigentes.

                        Nada se sabe de TRANSPORTES SAN JUAN S.A. y no obran antecedentes que avalen la entrega directa de las 9 líneas comunales efectuada por el Intendente.

                        No existen constancias de que esta empresa posea suficiente capacidad patrimonial y financiera, de que sea titular de los micros que requiere cada línea o ramal, de que asumirá las deudas del anterior concesionario y de que se hará cargo del personal respetándoles sus derechos adquiridos.

                        Pero para peor, el único dato que el Intendente ha invocado para justificar esta polémica decisión unilateral es que el paquete accionario mayoritario de esta empresa pertenece a Micro Omnibus Quilmes S.A. la cual, según es vox populi, también es la propietaria y/o controladora de EL NUEVO HALCON S.A.–LINEA 148.

                        Y como si todo esto fuera poco hay otra perlita: El Nuevo Halcón S.A. también es titular de la Línea Comunal 502.

                        Es decir que ahora, en lugar de haber un cuasi monopolio de las líneas comunales en manos de los anteriores concesionarios de la LINEA 500 (la Empresa 30 de Agosto S.A.), el Intendente Pereyra ha resuelto que  haya una suerte de “doble monopolio” que abarque el transporte de jurisdicción comunal y el trasporte en colectivos hacia y desde la Capital Federal.

                        Si antes teníamos una empresa con tanto poder de presión y de negociación que el Ejecutivo Municipal no pudo o no supo controlar, cabe entonces preguntarse ¿cómo podrá hacerlo a partir de ahora cuando un mismo grupo empresario administra todos los ramales de la LINEA 500 y también maneja la LINEA 148?

                                                                       DARDO H. OTTONELLO

                                                                   Concejal Frente Renovador